Los asesinos son personajes que sobreviven gracias a su astucia y sus habilidades. Viven organizados en peligrosas sociedades u órdenes de asesinos cuya principal forma de vida es apropiarse de lo que no es suyo con la mayor rapidez y pasando desapercibidos.

Un asesino puede ser un carterista, un ladrón, un asalta-tumbas, un jefe mafioso o un timador. Las habilidades de los asesinos les permiten desaparecer entre las sombras, detectar los peligros, agenciarse objetos ajenos y acuchillar a sus enemigos en la oscuridad.

Los Asesinos pueden pertenecer a Ordenes de asesinos que les confieren un trasfondo adicional y nuevas habilidades.

Poseen las siguientes habilidades de clase:

Robar: El asesino es capaz de sustraer dinero y objetos sin ser visto tanto en tiendas como a personas.

Sigilo: El asesino desaparece entre las sombras, pudiendo moverse sin ser visto ni oído.

Abrir cerraduras: El asesino sabe abrir cerraduras y cofres cerrados.

Detectar y desarmar trampas: El asesino es capaz de detectar y desarmar las trampas que encuentre a su paso.

Ver ilusiones: El asesino ve el aura de las personas, puertas ocultas y personajes invisibles o en sigilo.

Acuchillar: El asesino ataca sin ser visto, infringiendo un devastador golpe en un punto débil de su enemigo. Solo se puede hacer si el asesino no es visto y solo con armas de cuerpo a cuerpo y de daño cortante.

Trampas: El asesino puede crear y colocar trampas. Las trampas se activan al ser pisadas o por movimientos. Las trampas portátiles se pueden llevar hechas y son muy rápidas de colocar.