Los bardos son actores, cantores, músicos e historiadores que se ganan la vida gracias a sus talentos actuando en posadas, palacios o narrando historias en las calles a cambio de limosnas. Los bardos son pícaros astutos y no dudan en robar para ganarse unas monedas.

Suelen vivir en grandes ciudades debido a su forma de ganarse la vida, pero por otro lado muchos se dedican a recopilar gestas que luego contar, por lo que suelen irse de aventuras en busca de historias épicas o leyendas que poder recitar en sus cantos.

Los bardos son personas inteligentes y cultivadas por lo que han aprendido a dominar el arte de la magia de manera extraordinaria, por otro lado, su estilo de vida les ha llevado a estar familiarizados con el combate y a ser buenos guerreros, aunque generalmente prefieren evitar el combate cuerpo a cuerpo y valerse de sus habilidades para salir airosos de situaciones difíciles.

Una de las principales virtudes de los bardos son sus habilidades de canto pues con sus melodías son capaces de realizar cánticos populares que curen a sus aliados o dañen a sus enemigos, proteger a sus aliados mediante cantos de gesta o realizar canciones de amor haciendo que las personas caigan rendidas bajo su control.

Poseen las siguientes habilidades de clase:

Canto de pícaro: El bardo entona canciones y melodías populares que dan moral y suerte a sus aliados o dañan a sus enemigos.

Robar: El bardo es capaz de sustraer dinero y objetos sin ser visto tanto en tiendas como a personas.

Abrir cerraduras: El bardo sabe abrir cerraduras y cofres cerrados.Solo lo puede intentar una vez por cerradura.

Aprender pergaminos: El bardo aprende y memoriza las magias a partir de pergaminos.

Canto de romances: El bardo entona canciones de amor que encanta y duerme a sus objetivos.

Canto de gestas: El bardo entona canciones de héroes y leyendas que protegen a sus aliados.

Ver ilusiones: El bardo ve el aura de las personas, puertas ocultas y personajes invisibles o en sigilo.