Costas de sangre

Entre el mar del norte y el sur se encuentran las costas de sangre, una región entre los territorios de los dioses donde la multitud de batallas acaecidas entre siglos han tintado la tierra de rojo.

Es una región volcánica, con vegetación abundante de matorral, pero que no llega a formar ningún bosque. Sus costas son la comunicación entre el norte y el sur, por eso el control de esta península es tan importante. Las numerosas batallas han hecho que vivir en esta región sea muy difícil y las pocas poblaciones que se establecen son pequeños asentamientos que cambian de lugar recurrentemente.

La región está poblada por viejos luchadores abandonados tras las guerras que viven como pueden, viejos soldados y sacerdotes que las batallas divinas han enloquecido.

Sobre el autor

DragonCry oficial