Dios de la magia y el orden. Nacido como respuesta a las criaturas demoníacas, Malgos no tolera el caos ni a estas criaturas. Este dios entregó a sus sacerdotes el poder de encerrar la magia en pergaminos mediante un libro mágico en el que se hallaban escritos todos los hechizos conocidos y el cual no se destruía al leerlo como los pergaminos fabricados por el hombre. Todavía sus sacerdotes lo guardan celosamente en un lugar secreto. Sus seguidores lo representan como un dragón azul.

ÉTICA

Malgos y sus seguidores son fanáticos del orden y el equilibro, por lo que buscarán la resolución de todos los conflictos ya que estos siempre alteran el orden. Sin embargo, a diferencia de la religión del Dios Pax, Malgos y sus seguidores no dudarán en usar la fuerza para conseguir dicho equilibrio.

Los seguidores de Malgos son los guardianes del orden, por ello el uso del poder no puede tener fines caóticos o destructivos, tanto la magia como la fuerza deben usarse para respetar las normas.

Los demonios, criaturas portadoras del caos y la destrucción, son los grandes enemigos de esta religión, por lo que sus seguidores buscarán acabar con ellos a cualquier precio.

EJÉRCITO

Los ejércitos de Malgos son de tamaño medio formado por sus fieles, fanáticos y sacerdotes. Ambos acuden al combate con un gran número de objetos mágicos y confían en su poder para obtener la victoria. Sus fuerzas llevan indumentarias azules portando el símbolo de su Dios, un dragón azul.

En combate confían en gran medida en sus equipos mágicos, organizando y coordinando minuciosamente sus fuerzas para lograr la victoria en cada una de sus contiendas.

Sobre el autor

DragonCry oficial