El Dios de la paz, rechaza cualquier forma de violencia, física o no. Nacido tras la desaparición de los primeros dioses, unió grandes naciones y deshizo muchas luchas originadas por el caos del ateísmo. Por ello es muy querido en las zonas prósperas y esperado en zonas de guerra. Son muchas las grandes catedrales creadas para Pax, muchas de ellas de hermosa factura que se han convertido en monumentos de pactos. Debido a su naturaleza no tiene paladines, y sus sacerdotes actúan como diplomáticos. Se simboliza como un ángel blanco.

ÉTICA

La religión del Dios Pax aboga por la defensa de la paz, es por ello que sus seguidores rechazan la violencia en todas sus formas y solo pueden adoptar soluciones pacíficas para todos los conflictos, siempre que sea posible.

Además de la búsqueda del entendimiento y de las acciones diplomáticas, los seguidores de Pax están muy sensibilizados con el dolor ajeno, por lo que la ayuda al prójimo y los actos caritativos son requisitos fundamentales de esta religión.

EJÉRCITO

A diferencia de otras deidades, Pax no cuenta con paladines entre sus filas ya que es un culto que rechaza cualquier forma de violencia y por lo tanto sus ejércitos no están formados por experimentados soldados. Sus filas están formadas por un gran número de fanáticos, fieles y sacerdotes escudados por ángeles (en su mayoría dominaciones) y algunas bestias como grifos.

Sus fuerzas llevan indumentarias blancas portando el símbolo de su Dios, un ángel blanco.

Los seguidores de Pax no suelen tomar parte en las confrontaciones y cuando es de fuerza mayor ser partícipes, actúan tratando de minimizar los efectos devastadores de las guerras, curando, fortaleciendo y bendiciendo a sus aliados.

Sobre el autor

DragonCry oficial