El Dios de la paz, rechaza cualquier forma de
violencia, física o no. Nacido tras la desaparición de
los primeros dioses, unió grandes naciones y deshizo
muchas luchas originadas por el caos del ateísmo.
Por ello es muy querido en las zonas prósperas
y esperado en zonas de guerra. Son muchas las
grandes catedrales creadas para Pax, muchas de
ellas de hermosa factura que se han convertido
en monumentos de pactos. Debido a su naturaleza
no tiene paladines, y sus sacerdotes actúan como
diplomáticos. Se simboliza como un ángel blanco.

Sus seguidores son fundamentalmente sacerdotes
dedicados a labores humanitarias o actos
diplomáticos buscando siempre la resolución de
los conflictos por medio del diálogo y los acuerdos
justos. Además de ser un dios seguido por altruistas
y gente de bien, es muy venerado por las sociedades
más acomodadas que buscan en él la paz y la
estabilidad de sus dichosas vidas.

Imagen de _Z eD_PRO , todos los derechos de imagen pertenecen al artista.

Sobre el autor

DragonCry oficial