Hay cinco sub-razas que se diferencian tanto físicamente como en su modo de vida y cultura.

Una de ellas son los Elfos de la luz

Los elfos de la luz o del sol, también llamados altos elfos, son los elfos más comunes, se encuentran en muchas ciudades y grandes reinos donde se mezclan sin problema con otras razas.

Físicamente son los elfos más altos y esbeltos. Su pelo suele ser claro, aunque en ocasiones también son morenos, aunque eso sí, su pelo siempre es liso. La cara de un elfo de la luz es fina y alargada, remarcando sus bellas facciones. Aunque depende mucho de la clase social, los elfos de la luz se suelen cuidar y se preocupan por su vestimenta. Son inteligentes, observadores y bien hablados.

Los elfos de la luz viven en poblados y ciudades construidas por ellos mismos. Sensibles a la belleza que les rodea, los elfos de la luz intentan elegir lugares bellos para asentarse y también es común que vivan en ciudades con otras razas, principalmente humanos y medianos.

La tradición y la cultura élfica ensalzan la virtud y la bondad, el bien por encima de todo. Los elfos de la luz escuchan desde pequeñas leyendas que hablan de los dioses del bien, y la belleza del mundo. Esta cultura hace que ningún elfo de la luz sea codicioso, es muy raro que adoren a dioses malvados, y los asesinos de esta raza son inexistentes. Estas leyendas tienen un enemigo recurrente, los elfos de la oscuridad.

Los elfos de la luz son buenos aventureros y capaces de desarrollar casi cualquier clase. Su predisposición al bien les lleva por el camino de las clases de sacerdotes adoradores de dioses del bien.

Sobre el autor

DragonCry oficial